Posts etiquetados ‘comida japonesa’

Este restaurante me lo enseñó un amigo mío aficionado a la comida japonesa y a llenarse la tripa, cosas que no suelen ser compatibles, sobre todo si vas de restaurante. Lo bueno del TaiFeng es que es un restaurante de “come todo lo que puedas” pero no es giratorio (lo cual siempre te evita la duda de si la comida lleva 3 días dando vueltas). Pides los platos de 3 en 3 y te los preparan al momento. Tienen una variedad impresionante de platos: sashimi, todo tipo de sushi, carnes, fideos, arroces y demás especialidades japonesas y asiáticas.

Lo mejor de todo es que podréis repetir hasta reventar y todo está muy bueno. El precio ronda los 18 € y no entra la bebida, pero si un día os queréis atracar con comida japonesa y no dejaros un pastón este es vuestro sitio. Se encuentra en la calle Muntaner entre las calles Provença y Mallorca de Barcelona. Como dato negativo os diré que vi una gran cucaracha en una pared del restaurante, justo detrás de una chica que al darse cuenta se llevó un susto de muerte, espero que fuese una casualidad…

Hace ya dos semanas, mi novia descubrió una tienda mientras iba a recogerme. Me dijo que le gustó mucho y que teníamos que ir. El sábado de esa misma semana, fuimos por la tarde.

La tienda en cuestión se llama Tokyo-ya, está en Barcelona, en la calle Comte Borrell 334-336. Se trata de una tienda mayormente de ingredientes para la elaboración de comida japonesa, aunque también se pueden encontrar los típicos platos preparados de esos de echa agua caliente, tapa y espera unos minutos. También venden vajilla japonesa, juegos de té, kimonos, chanclas de esas de madera, y botas y calcetines con el dedo gordo separado, para llevar con las chanclas.

Allí también hay unos folletos explicativos con los ingredientes de cada plato y su preparación, así que cogimos ingredientes para preparar sopa de miso y yakisoba. También nos pillamos un par de cervezas japonesas y unos dorayakis.

Al llegar a casa, cogimos un libro de recetas japonesas que le regalaron que está muy bien, llamado Cómo se prepara la comida japonesa paso a paso. A parte de las ilustraciones que lleva que están muy bien, tiene algunos apartados donde te explica las maneras en la mesa de Japón, las fiestas más emblemáticas y qué platos se cocinan en esos días y varias cosas más.

Luego de estudiarnos bien las recetas y divergir un poco en opiniones sobre ellas, nos pusimos manos a la obra. La sopa de miso quedó estupenda, pero el yakisoba no tuvo tanta suerte. La verdad, gran culpa fue mía, ya que debido a mi inexperiencia hirviendo pasta, el nivel del agua subió rápidamente hasta que se desbordó y apagó el fuego, pero el gas continuó saliendo, con devastadores efectos en los nervios de mi novia xD. Así que el yakisoba se pasó (es decir, que salió blando) y no estaba tal y como lo recordábamos, pues siempre vamos a un sitio donde nos encanta cómo lo preparan (Restaurante Agasa-ya, calle Lepanto con Pare Claret, bueno y barato ^^). Respecto a las birras, pues la que me pillé yo estaba de muerte, era una cerveza negra llamada Yebisu, la que escogió mi novia no me gustó, no sabía a nada, se llamaba Sapporo. Y aquí una foto de las cervezas:

Yebisu rules, Sapporo sucks

Pues siguiendo el tirón, aprovecho para escribir mi primer post serio. Ayer fui a cenar con mi novia a un restaurante japonés muy chulo, todo ambientado y tal. Se llama Tokyo Sushi y está en la calle Comtal. Nos pedimos ella un Sushi-maki set, yo un Sukiyaki y sake caliente para beber ^^.

El sushi-maki set
El Sushi-maki set

La sopa de Miso


El Sukiyaki

Bien, el camarero me advirtió que el Sukiyaki tardaría unos 15 minutos a lo que yo pienso:”Perfecto!” y le digo: ah, bien. A mi novia le traen el Sushi-maki set que consta de seis piezas de sushi y seis de maki acompañado de una sopa de miso muy buena. Le digo que empiece, que lo mio tardará más, y así hace. Van pasando los minutos, voy picando cosas del plato de mi novia para no morir de inanición, voy bebiendo sake, pero mi plato no llega. ¡Hora y cuarto tardaron en traérmelo!, yo ya me subía por las paredes.

El Sake

Bueno en cuánto llegó, ya me calmé y me dispuse a preparar el plato. Te traen un fogón, una cazuelita y un caldo, y el plato con la carne, verduras y fideos. También te traen un huevo crudo que debes batir, y que se usa a modo de salsa. La verdad, no estaba mal, pero tampoco me mató que digamos (es decir, la espera no valió tanto la pena).

Bueno, nos acabamos el plato (mayoritariamente yo, pero mi novia me ayudó) y ya teníamos ganas de irnos, así que pedimos rápidamente los postres. Ella un choco cream mochi y yo un daifuku mochi. ¡Tuvieron los cojones de tardar 15 minutos en traérnoslo!, eso sí cuando los trajeron pedí la cuenta y en un abrir y cerrar de ojos ya la tenía en la mesa, si es que …

El Daifuku y el Choco cream mochi

En fin una bonita velada japonesa, empañada por el tiempo de espera. Ah, y no estaba precisamente lleno. No creo que vuelva a ese restaurante.

Por cierto, me han comentado un japonés que está muy bien y lo he verificado vía internet, y parece que tiene buena pinta, grandes raciones, servicio rápido y bajo precio, y dicen que hacen el mejor ramen de BCN, tendré que ir a comprobarlo ò_ó. El restaurante se llama Kiku-chan, está en la calle Numancia.