Posts etiquetados ‘atletes baixin de l’escenari’

Manel_Atletes,_baixin_de_lescenari_PORTADA

CATALÀ

Un cop a la setena planta vaig saludar la secretària.
I hauria pogut fotre amb el peu la porta avall,
cridar “he sentit que hem de parlar; doncs parla”.
O dir “em sap greu, però t’equivoques, i del tot,
no has calculat que estic molt boig. En guàrdia! En guàrdia!”.

Quan vaig fer d’home respectable
que entén que són coses que passen…
I un directiu, un directiu, em va acomiadar.
I un directiu, un directiu, em va acomiadar.

I hauria pogut portar un barret ben divertit,
reptar-lo a un duel i requerir l’espasa,
o estirar-me dels cabells, com posseït,
notar-lo ben acollonit, mirant-me, mirant-me.

Quan acceptava i assentia
el senyor obedient que porto a dintre…
I un directiu, un directiu, em va acomiadar.
I un directiu, un directiu, em va acomiadar.

Jo l’obeïa i em va acomiadar!
I em va acomiadar, i em va acomiadar, i em va acomiadar!

I aquest va ser el punt i final
d’aquest bell conte al•lucinat
que ensenyarà, potser, als petits
i distraurà, esperem, els grans.
I aquí s’acaba la funció.
El directiu i el nostre heroi
us saluden, us saluden.

 

ESPAÑOL

Una vez en la séptima planta saludé a la secretaria.
Y habría podido echar con el pie la puerta abajo,
gritar “He oído que tenemos que hablar; pues habla”
O decir “Me sabe mal, pero te equivocas y del todo,
no has calculado que estoy muy loco. ¡En guardia! ¡En guardia!”

Cuando hice de hombre respetable
que entiende que son cosas que pasan…
Y un directivo, un directivo, me despidió.
Y un directivo, un directivo, me despidió.

Y habría podido llevar un sombrero bien divertido,
retarlo a un duelo y requerir la espada,
o estirarme de los cabellos, como poseído,
notarlo bien acojonado, mirándome, mirándome.

Cuando aceptaba y asentía
el señor obediente que llevo dentro…
Y un directivo, un directivo, me despidió.
Y un directivo, un directivo, me despidió

Yo lo obedecía y me despidió.
Y me despidió, y me despidió, y me despidió.

Y éste fue el punto y final
de este bello cuento alucinante
que enseñará, tal vez, a los pequeños
y distraerá, esperamos, a los mayores.
Y aquí se acaba la función.
El directivo y nuestro héroe
os saludan, os saludan.

Manel_Atletes,_baixin_de_lescenari_PORTADA

CATALÀ

Un cosí de ma mare tenia un bufet pròsper a la ciutat.
Fa molt anys van enviar-m’hi com a jove passant d’advocat.
Vaig trobar una cambra senzilla – una taula, un llit, un mirall.
I arribava que era nit tancada, que en alguna taverna del centre s’havia fet tard.

Al replà la senyora Manresa passava les hores cosint.
Però aquell dia semblava alterada, va apropar-se nerviosa i va dir:
“Disculpi, no sap com odio venir a demanar-li favors,
l’inquilí del tercer aquest migdia estava com boig i ara pico i no respon…”

A la llum d’un immens canelobre vaig obrir-me pas en la foscor.
Avançant entre ombres de mobles repassava les habitacions.
Vaig sentir uns gossos que somicaven, vaig seguir la pista dels plors.
I, senyors, com sabran vaig trobar-me un gran heroi romàntic mort al menjador.

I tenia una nota ridícula arrugada entre les mans.
Plena de dits que jugaven amb trenes de postes de sol i donzelles a lloms de cavalls.

Poc després l’inspector s’apuntava el contacte d’un familiar,
un germà que vivia a la costa amb qui celebraven els sants.
Van tancar-li els dos ulls amb tendresa, van tapar-lo amb un llençol blanc.
En silenci tothom glopejava el te verd que havia escalfat la mestra del quart.

Un mossèn va pregar un pare nostre amb un fil de veu mort de son.
Al costat, vam reunir-nos els homes per mirar de treure el cos.
I estirant d’uns turmells sense vida vaig sortir d’aquell menjador.
La senyora Manresa patia “per l’amor de Déu, vigilin amb els cops”.

Al carrer la carrossa esperava, el cotxer es distreia observant
uns soldats de permís que cantaven sota la llum dels fanals.
Vam contar fins a tres per fer força per pujar el cadàver a dalt.
Un vent fred va gelar l’aire, un fuet petant amb mandra va fer arrancar els cavalls.

I seguia amb la nota ridícula arrugada entre les mans.
Plena de crits en el buit, de desigs violents, de tempestes que enterren vaixells dins el mar.

Plena de dones rient d’ulls sanguinolents de bellesa que no deixa espai per pensar.

Plena de muses ferides per sempre per claus rovellats en cançons de poetes vulgars.

Plena de salts infinits on t’esperen immòbils, per si vols passar-hi, uns gimnastes de glaç.

Plena de besties bavoses a punt d’enfrontar-se en combat desigual amb els presos cristians.

Plena de nens espantats que miren si arriben els pares sota la pluja constant.

Plena de joves erectes que arramben pubilles guarnides pel ball del Diumenge de Rams.

Plena de braços que s’alcen i paren un taxi sortint de sopars amb amics que se’n van.

Plena de creu-me, ho intento, però a estones sospito, morena, que això no s’aturarà mai.

ESPAÑOL

Un primo de mi madre tenía un bufete próspero en la ciudad.
Hace muchos años me enviaron como joven pasante de abogado.
Encontré una cámara sencilla – una mesa, una cama, un espejo.
Y llegaba que era noche cerrada, que en alguna taberna del centro se había hecho tarde.

En el rellano la señora Manresa pasaba las horas cosiendo.
Pero ese día parecía alterada, se acercó nerviosa y dijo:
“Disculpe, no sabe como odio venir a pedirle favores.
El inquilino del tercero este mediodía estaba como loco y ahora llamo y no responde…”

A la luz de un inmenso candelabro me abrí paso en la oscuridad.
Avanzando entre sombras de muebles repasaba las habitaciones.
Oí unos perros que gimoteaban, seguí la pista de los llantos.
Y, señores, como sabrán me encontré un gran héroe romántico muerto en el comedor.

Y tenía una nota ridícula arrugada entre las manos.
Llena de dedos que jugaban con trenzas de puestas de sol y doncellas a lomos de caballos.

Poco después el inspector se apuntaba el contacto de un familiar,
un hermano que vivía en la costa con quien celebraban los santos.
Le cerraron los dos ojos con ternura, lo taparon con una sábana blanca.
En silencio todo el mundo daba tragos al té verde que había calentado la maestra del cuarto.

Un cura rezó un Padre Nuestro con un hilo de voz muerto de sueño.
Al lado, nos reunimos los hombres para mirar de sacar el cuerpo.
Y tirando de unos tobillos sin vida salí de ese comedor.
La señora Manresa sufría “Por el amor de Dios, vigilen con los golpes”.

En la calle la carroza esperaba, el cochero se distraía observando
unos soldados de permiso que cantaban bajo la luz de las farolas.
Contamos hasta tres para hacer fuerza para subir el cadáver arriba.
Un viento frío heló el aire, un látigo chasqueando con pereza hizo arrancar a los caballos.

Y seguía con la nota ridícula arrugada entre las manos.
Llena de gritos en el vacío, de deseos violentos, de tormentas que entierran barcos dentro del mar.

Llena de mujeres riendo de ojos sanguinolentos de belleza que no deja espacio para pensar.

Llena de musas heridas para siempre por clavos oxidados en canciones de poetas vulgares.

Llena de saltos infinitos donde te esperan inmóviles, por si quieres pasar, unos gimnastas de hielo.

Llena de bestias babosas a punto de enfrentarse en combate desigual con los presos cristianos.

Llena de niños asustados que miran si llegan los padres bajo la lluvia constante.

Llena de jóvenes erectos que se arriman a pubillas engalanadas para el baile del Domingo de Ramos.

Llena de brazos que se alzan y paran un taxi saliendo de cenas con amigos que se van.

Llena de créeme lo intento, pero a ratos sospecho, morena, que esto no se parará nunca.

Manel_Atletes,_baixin_de_lescenari_PORTADA

CATALÀ

Quin dia feia, amics!
Quin dia feia, amics…

La dolça Adela va venir amb el mapa d’un lloc nou per descobrir
Amb les claus d’una moto que ens deixava el seu veí.

Quin dia feia, amics!

L’Adela deia “sóc aquí per rodolar entre la civada
I tocar-nos fort en el molí, contant ocells que emigren, fugint d’un país trist”

Quin dia feia, amics
No n’heu vist molts així
I l’Adela volia passar-lo amb mi!

I vaig girar-me i li vaig dir que seria divertit
I vaig girar-me i li vaig dir: “que bucòlic i bonic”
I vaig girar-me i li vaig dir: “la propera clar que vinc”
I vaig girar-me i li vaig dir, i vaig girar-me i li vaig dir:

Ara no, no, no! No m’interrompis!
No veus que estava inspiradíssim escrivint-te una cançó?
Ja s’aclarien els contorns d’un gran tema pop folk
Que congelarà per sempre això tan especial que hi ha entre els dos,
Que hi ha entre els dos…

Ara no, no, no! No m’interrompis!
No veus que estava inspiradíssim escrivint-te una cançó?
Ara que em quedava un vers per rimar amb els teus cabells,
Ara que quasi es pot sentir l’olor de la teva pell en el paper,
En el paper…

 

ESPAÑOL

¡Qué día hacía, amigos!
Qué día hacía, amigos…

La dulce Adela vino con el mapa de un lugar nuevo por descubrir
Con las llaves de una moto que nos dejaba su vecino.

¡Qué día hacía, amigos!

Adela decía “Estoy aquí para rodar entre la avena
Y tocarnos fuerte en el molino, contando pájaros que emigran, huyendo de un país triste”

Qué día hacía, amigos
No habéis visto muchos así
¡Y Adela quería pasarlo conmigo!

Y me giré y le dije que sería divertido
Y me giré y le dije: “Qué bucólico y bonito”
Y me giré y le dije: “La próxima claro que vengo”
Y me giré y le dije, y me giré y le dije:

¡Ahora no, no, no! ¡No me interrumpas!
¿No ves que estaba inspiradísimo escribiéndote una canción?
Ya se aclaraban los contornos de un gran tema pop folk
Que congelará para siempre esto tan especial que hay entre los dos,
Que hay entre los dos…

¡Ahora no, no, no! ¡No me interrumpas!
¿No ves que estaba inspiradísimo escribiéndote una canción?
Ahora que me quedaba un verso para rimar con tus cabellos,
Ahora que casi se puede sentir el olor de tu piel en el papel,
En el papel…

VIDEOCLIP

Manel_Atletes,_baixin_de_lescenari_PORTADA

CATALÀ

No haurà estat senzill venir fins aquí,
És espantós com la gent parla!
Tot i que de lluny sempre m’has semblat
Prou forta per no amargar-te.

Jo et reconec que em van convèncer amb facilitat.
No ho vaig pensar, però ara confio que em comprendràs.

I és que des de mon pare al que deien de tu a la televisió,
Entre la teva veu tan prima i el teu tambor.
Des de la teva cara estranya, com d’aparició,
Fins als barrets tan arriscats i Def Con Dos…

Però avui he entès que us estimàveu
Com molts no haurem estimat mai.
Però avui he entès que us estimàveu…

Per molt que ho intenti hi ha coses que no puc canviar,
Per molt que m’hi esforci he anat predicant tantes barbaritats…

I és que si en general tots els canvis ja em posen tan nerviós,
Entre cançons plenes de xiscles i el teu maleït tambor,
I entre la teva cara rara, que de nen em feia por,
Era tan fàcil que et donessin la culpa de tot…

Però avui he entès que us estimàveu
Com molts no haurem estimat mai.
Però avui he entès que us estimàveu…

I t’ho explico així, covard, aprofitant que ell no ens sent
Que davant d’aquell gran home, ho reconec ara mateix,
Ja veuríem qui seria el guapo que et cantés!
Ja veuríem qui seria el guapo que et cantés!

ESPAÑOL

No habrá sido sencillo venir hasta aquí,
¡Es espantoso cómo la gente habla!
Aunque de lejos siempre me has parecido
Suficientemente fuerte para no amargarte.

Yo te reconozco que me convencieron con facilidad.
No lo pensé, pero ahora confío en que me comprenderás.

Y es que desde mi padre a lo que decían de tí en la televisión,
Entre tu voz tan delgada y tu tambor.
Desde tu cara extraña, como de aparición,
Hasta los sombreros tan arriesgados y Def Con Dos…

Pero hoy he entendido que os amabais
Como muchos no habremos amado nunca.
Pero hoy he entendido que os amabais…

Por mucho que lo intente hay cosas que no puedo cambiar,
Por mucho que me esfuerce he ido predicando tantas barbaridades…

Y es que si en general todos los cambios ya me ponen tan nervioso,
Entre canciones llenas de gritos y tu maldito tambor,
Y entre tu cara rara, que de niño me daba miedo,
Era tan fácil que te diesen la culpa de todo…

Pero hoy he entendido que os amabais
Como muchos no habremos amado nunca.
Pero hoy he entendido que os amabais…

Y te lo explico así, cobarde, aprovechando que él no nos oye
Que delante de aquel gran hombre, lo reconozco ahora mismo,
¡Ya veríamos quién sería el guapo que te cantase!
¡Ya veríamos quién sería el guapo que te cantase!


BONUS TRACK

Def Con Dos – La culpa de todo la tiene Yoko Ono

Manel_Atletes,_baixin_de_lescenari_PORTADA

CATALÀ

El gos devia bordar quan has sortit, Teresa Rampell.
No ho admetràs, però et veus en el mirall de l’ascensor i et trobes guapa.
Uns amics fan sonar el clàxon des de l’altra banda del carrer.
Mmmm, so d’un motor accelerant sobre el Pont de Vallcarca.
Que soni un rock’n’roll, que baixin les persianes tots els comerciants,
que hi hagi una conversa tonta sota una lluna clara.
El barri dorm tranquil aliè a que hagi arribat el dia gran.
Mmmm, la cara de la Teresa s’il·lumina quan un cotxe ve de cara.
Uns macarres us saluden al semàfor i somrius
i, mentre arrenquen, el més xulo, abans que se’l mengi la nit,
et mira als ulls i juraries que diu que ve l’Amor, que ve l’Amor,
que ve l’Amor ressonant com un exèrcit de timbals!
L’Amor ja es va propagant com un incendi forestal!
Teresa Rampell, avui l’Amor, per fi, retorna a la ciutat!

Camina decidida entre billars, Teresa Rampell,
detecta els forasters mentre t’apropes a la vostra taula.
Desplaça tot el teu talent, conscient de cadascun dels moviments.
Mmmm, és el ball del teus malucs, el balanceig de les arracades.
I ja no importen tant i semblen lluny tots els desastres que hagis fet
i passa un enemic i feu les paus amb un brindis de cubates
i, mentre et cantem, milers d’homes al món amb gavardina, de passeig,
mmmm, somien en trobar una dona amb la teva cara.
A les teles interrompen uns minuts els videoclips
i ara hi surt un periodista estressat pels teletips
i no hi ha volum, però juraries que diu que ve l’Amor, que ve l’Amor,
que ve l’Amor ressonant com un incendi de timbals!
L’Amor ja es va propagant com un virus tropical!
Teresa Rampell, avui l’Amor, per fi, retorna a la ciutat!

L’Amor retorna, Teresa, i ja diries que el comences a notar,
és a les mans de la gent, és als joves quan ballen.
I reconeixes una força antiga i sense discussió t’hi entregaràs
i furgaràs els seus racons per revelar el poder que s’hi amaga.
L’Amor retorna, Teresa, i ja diries que el comences a notar
i ets un nàufrag que ha decidit tastar l’aigua salada,
i ets un nàufrag que ha decidit tastar l’aigua salada,
i ets un nàufrag que ha decidit tastar l’aigua salada.

ESPAÑOL

El perro debía de ladrar cuando has salido, Teresa Rampell.
No lo admitirás, pero te ves en el espejo del ascensor y te ves guapa.
Unos amigos hacen sonar el cláxon desde la otra banda de la calle.
Mmmm, sonido de un motor acelerando sobre el Puente de Vallcarca.
Que suene un rock’n’roll, que bajen las persianas todos los comerciantes,
que haya una conversación tonta bajo una luna clara.
El barrio duerme tranquilo ajeno a que haya llegado el dia grande.
Mmmm, la cara de Teresa se ilumina cuando un coche viene de cara.
Unos macarras os saludan al semáforo y sonríes
y, mientras arrancan, el más chulo, antes que se lo coma la noche,
te mira a los ojos y jurarías que dice ¡Que viene el Amor, que viene el Amor,
que viene el Amor resonando como un ejército de timbales!
¡El Amor ya se va propagando como un incendio forestal!
¡Teresa Rampell, hoy el Amor, por fin, retorna a la ciudad!

Camina decidida entre billares, Teresa Rampell,
detecta los forasteros mientras te acercas a vuestra mesa.
Desplaza todo tu talento, consciente de cada uno de los movimientos.
Mmmm, es el baile de tus caderas, el balanceo de los pendientes.
Y ya no importan tanto y parecen lejos todos los desastres que hayas hecho
y pasa un enemigo y hacéis las paces con un brindis de cubatas
y, mientras te cantamos, miles de hombres en el mundo con gabardina, de paseo,
mmmm, sueñan con encontrar una mujer con tu cara.
En las teles interrumpen unos minutos los videoclips
y ahora sale un periodista estresado por los teletipos
y no hay volúmen, pero jurarías que dice ¡Que viene el Amor, que viene el Amor,
que viene el Amor resonando como un incendio de timbales!
¡El Amor ya se va propagando como un virus tropical!
¡Teresa Rampell, hoy el Amor, por fin, retorna a la ciudad!

El Amor retorna, Teresa, y ya dirías que lo empiezas a notar,
está en las manos de la gente, está en los jóvenes cuando bailan.
Y reconoces una fuerza antigua y sin discusión te entregarás
y hurgarás sus rincones para revelar el poder que se esconde.
El Amor retorna, Teresa, y ya dirías que lo empiezas a notar
y eres un náufrago que ha decidido probar el agua salada,
y eres un náufrago que ha decidido probar el agua salada,
y eres un náufrago que ha decidido probar el agua salada.


VIDEOCLIP