Un directiu em va acomiadar – Manel (Letra en español)

Publicado: Jueves, 13 febrero, 2014 en Canciones, Música
Etiquetas:, , , , , , , , , ,

Manel_Atletes,_baixin_de_lescenari_PORTADA

CATALÀ

Un cop a la setena planta vaig saludar la secretària.
I hauria pogut fotre amb el peu la porta avall,
cridar “he sentit que hem de parlar; doncs parla”.
O dir “em sap greu, però t’equivoques, i del tot,
no has calculat que estic molt boig. En guàrdia! En guàrdia!”.

Quan vaig fer d’home respectable
que entén que són coses que passen…
I un directiu, un directiu, em va acomiadar.
I un directiu, un directiu, em va acomiadar.

I hauria pogut portar un barret ben divertit,
reptar-lo a un duel i requerir l’espasa,
o estirar-me dels cabells, com posseït,
notar-lo ben acollonit, mirant-me, mirant-me.

Quan acceptava i assentia
el senyor obedient que porto a dintre…
I un directiu, un directiu, em va acomiadar.
I un directiu, un directiu, em va acomiadar.

Jo l’obeïa i em va acomiadar!
I em va acomiadar, i em va acomiadar, i em va acomiadar!

I aquest va ser el punt i final
d’aquest bell conte al•lucinat
que ensenyarà, potser, als petits
i distraurà, esperem, els grans.
I aquí s’acaba la funció.
El directiu i el nostre heroi
us saluden, us saluden.

 

ESPAÑOL

Una vez en la séptima planta saludé a la secretaria.
Y habría podido echar con el pie la puerta abajo,
gritar “He oído que tenemos que hablar; pues habla”
O decir “Me sabe mal, pero te equivocas y del todo,
no has calculado que estoy muy loco. ¡En guardia! ¡En guardia!”

Cuando hice de hombre respetable
que entiende que son cosas que pasan…
Y un directivo, un directivo, me despidió.
Y un directivo, un directivo, me despidió.

Y habría podido llevar un sombrero bien divertido,
retarlo a un duelo y requerir la espada,
o estirarme de los cabellos, como poseído,
notarlo bien acojonado, mirándome, mirándome.

Cuando aceptaba y asentía
el señor obediente que llevo dentro…
Y un directivo, un directivo, me despidió.
Y un directivo, un directivo, me despidió

Yo lo obedecía y me despidió.
Y me despidió, y me despidió, y me despidió.

Y éste fue el punto y final
de este bello cuento alucinante
que enseñará, tal vez, a los pequeños
y distraerá, esperamos, a los mayores.
Y aquí se acaba la función.
El directivo y nuestro héroe
os saludan, os saludan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s